Su Obra

header image

Micaela escribe en la Instancia dirigida al Obispo solicitando la fundación: «Pensándolo en Dios, ningún objetivo me ha parecido más del divino agrado más útil a los fieles y a la Iglesia que la enseñanza de la Doctrina Cristiana a los niños y adultos ».

Es la espiritualidad y la misión del Instituto.

  • “Pensar en Dios”, es decir: “Estar con Él”
  • “Enseñar la Doctrina Cristiana”, es decir: Evangelizar

La Educación y preparación para formar hogarescristianos, la sanidad, la atención catequética, el servicio parroquial, las misiones…, todo son medios para la transformación de la sociedad. La Regla de Vida para las Hermanas, es clara y M. Micaela la escribe en las primeras Constituciones:

Se propondrán obrar según la Doctrina del Evangelio. Las exigencias evangélicas serán la norma de su vida. Proclamarlo a todas las gentes, su misión.

Ella misma obra de esta manera y mirando su vida evinstitutoangélica, podemos destacar:

  • Su confianza en Dios
  • Su gran espíritu de fe
  • Su intensa vida de oración
  • Su sencillez de vida
  • Su alegría
  • Su entrega generosa a Dios por el servicio callado al hermano.

instituto

Micaela hizo sencillamente lo que entendía era la voluntad de Dios. No escribió sino los documentos que precisa todo inicio de un Instituto religioso, y éstos, tan concisos que sólo ocupan unas pocas páginas.

En ellos, no obstante, nos dejó entrever la grandeza de su alma. Su vida religiosa fue breve. (1880 – 1885) el 2 de febrero de 1885, establece la primera comunidad en tierras valencianas a petición del Arcipreste de Carlet. Y será en Carlet donde la Madre dará la prueba suprema de amor y entrega. El cólera morbo ha causado graves daños, Micaela ofrece su vida por sus hermanos: “Muera yo, Señor, pero salva a los padres y madres de familia y a los demás” Dios acepta su sacrificio. Muere la Madre contagiada de la terrible enfermedad. Tiene 48 años Era el 24 de junio de 1885. No llega a 5 años de la fundación del Instituto.